Minibhú Contigo

Tips para crear los propósitos de año nuevo de tus hijos

¿No les ha pasado que ahora cada año se pasa más rápido? Cuando éramos pequeños el tiempo pasaba muy lento, o por lo menos no éramos conscientes de lo rápido que avanzaba. Pero ahora, después de ser mamá o papá, todo pasa en un abrir y cerrar de ojos, en un momento estás celebrando el primer año de tu bebé y en un parpadeo ya es un niño grande y está entrando al colegio.

Por eso es muy importante que fijemos metas a corto, mediano y largo plazo. Para que cuando miremos hacia atrás, podamos ver todas las cosas positivas que hemos alcanzado y los obstáculos que hemos superado. El mejor momento para hacerlo es a comienzos del año, ya que uno empieza con más energía y grandes expectativas porque siente que cerró un ciclo y está empezando otro.

Importancia de los propósitos

Plantear propósitos tiene un efecto positivo en el desarrollo de los niños, ya que los enseña a alcanzar sus sueños y esforzarse por lograr lo que se proponen, brindándoles seguridad y confianza en sí mismos. Además, este ejercicio en familia ayuda a fortalecer las relaciones.

Los niños tienen todo el potencial para crear ideas positivas y entusiasmarse al saber que las pueden lograr. Por eso, es muy importante que como padres constantemente los motivemos y los felicitamos por su esfuerzo y dedicación.

Tips para crear propósitos

Prepara un espacio donde tengas marcadores de colores y papel para crear la lista de propósitos del nuevo año. Invita a todos los miembros de la familia a participar.

  • Pregúntales a tus hijos cuáles son sus propósitos del próximo año y cómo creen que los pueden cumplir.
  • Todos los propósitos deben estar enfocados en generar satisfacción y felicidad.
  • El cerebro de los niños funciona a corto plazo, por lo tanto, guíalos para que sus propósitos los puedan cumplir en un tiempo cercano, de esta manera evitarás frustraciones.
  • Después de crear las metas individuales creen metas en familia.
  • Colgarlos en un lugar visible, tipo la nevera en la cocina donde puedan ver los propósitos en familia y tenerlos presentes para hacerlos realidad.

Cuando tus hijos alcancen uno de sus propósitos, felicítalos y celébralo. Esto los mantendrá muy entusiasmados y les permitirá continuar alcanzando lo que se proponen.