Minibhú Contigo

Soplando las velitas con nuestra Familia Minibhú

Nuestra historia

“Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos”.
Walt Disney

Hola soy Mariana Echeverry, Co fundadora de la marca y hoy quiero compartir con ustedes un poco de cómo llegamos hasta acá.

Esta historia empieza en marzo del 2013, momento en el que estaba trabajando en un prestigioso buffet de abogados en Bogotá. Tenía muchas ganas de emprender y crear empresa en Colombia, así que tome la decisión de lanzarme y renunciar a la firma de abogados. Me fui entre miradas de ¿qué cree que está haciendo?

Sin embargo, el apoyo y las palabras de mis papás siempre fueron primordiales para dar este paso: crear empresa es una de los gestos más nobles que puede hacer una persona. Desde el primer momento, estas palabras se convirtieron en mi motor. Así fue como mi hermana Juanita Echeverry y yo nos embarcamos en esta aventura.

La idea de negocio fue de mi mamá quién nos hizo caer en cuenta que en Bogotá no había una tienda diferente donde comprarle los regalos a sus nietos. Así, empezamos a investigar muchísimos modelos de negocio y notamos que nos llamaban mucho la atención las tiendas multi marca y sobre todo, las llamadas “tiendas concepto”. Parte del atractivo de esto es que en Colombia no veíamos ninguna propuesta similar en moda infantil.

En junio del 2014 nos decidimos por el nombre Minibhú, inspirado en un cuento infantil de un pequeño búho que soñaba con hacer grandes cosas. En este momento empezamos a montar todo el concepto de marca. Al principio cometimos todas las primiparadas posibles, pero las ganas de crear una propuesta llena de amor y dedicación nos dieron todas las razones para pasar noches enteras terminando el proyecto. Juanita, Diseñadora de interiores, se encargó de plasmar en el espacio todas las ideas que se nos ocurrían. Queríamos que fuera una tienda boutique, con toques infantiles y divertidos, con estilo europeo, que nos recordara a nuestra infancia y, lo más importante, que fuera un espacio en el que uno se sintiera como en su casa.

El mes antes de la apertura de la tienda fue muy duro y estresante porque estábamos a punto de enfrentarnos a la realidad de lanzar una marca sin tener experiencia en este campo. En este punto nos ayudó mucho Gabriela Quintero (hoy nuestra directora de operaciones ☺ ). Ella es una dura en el tema de moda, y fue esencial para darle forma al concepto actual de tienda.

En septiembre del 2014 abrimos Minibhú 78. Como en todos los emprendimientos, nuestros primeros clientes fueron personas cercanas. La primera compra fue de la mejor amiga de mi hermana , y el primer Baby Shower fue una semana después de abrir la tienda, y lo hicimos para la mejor amiga de mi hermano. Así, poco a poco, se fue regando la voz de que en Bogotá había abierto sus puertas una nueva tienda de moda infantil. El voz a voz y las recomendaciones de nuestros clientes han sido claves para nosotras desde el primer día.

Así la imaginó Juanita:

Nuestro primer recibo*

En los primeros meses nos enfrentamos a muchos retos: locación, compras, el servicio al cliente, gestión de nuestro equipo, del sistema, y del inventario . La “gota” de este inicio fueron dos intentos de robo en los cuales alcanzaron a romper todos los vidrios de las vitrinas. En resumen, fue un año de imprevistos y una etapa donde cometimos errores que nos ayudaron a mejorar.

Desde el principio del proyecto sabíamos que el servicio al cliente y la experiencia 360 de la tienda serían el principal diferencial. Gracias a nuestra visión, y a un excelente equipo de asesoras que nos ha acompañado, logramos fidelizar a los clientes y brindarles una experiencia única. La tienda se caracterizó desde siempre por tener un servicio personalizado, amable y familiar. De ahí nace nuestro lema “Familia Minibhú”: nos gusta llamar a nuestros clientes por su nombre, conocemos a sus hijos, y sabemos qué compraron la última vez que vinieron. Esto sólo nos ha traído satisfacciones y tenemos historias muy lindas de clientes nos conocieron buscando la primera muda de su primer hijo, y hoy nos visitan para comprar la ropa de su segundo y tercer hijo ☺.

Como parte del crecimiento de la marca, en el 2016 lanzamos nuestra tienda Online para Colombia. Al igual que en las tiendas físicas, el compromiso siempre fue brindar la mejor experiencia. De hecho, hoy en día, todas las compras online son recibidas y revisadas directamente por mi, para que después sean despachadas por Sandra y Helen, quienes se encargan de todos los detalles de cada pedido. En el 2017, pensando en nuestros clientes, abrimos nuestra segunda tienda física en Bogotá. Minibhú 109 nos enfrentó a nuevos retos y a la satisfacción de estar más cerca de ustedes.

Hoy, recorriendo la historia de Minibhú, nos sentimos felices y orgullosas de las experiencias vividas. Durante estos 5 años hemos conocido personas increíbles que han hecho parte de este sueño; cada una ha contribuido para lograr que Minibhú sea este espacio que siempre soñamos: en el que nos sentimos como en nuestra casa, en el que nos atienden como familia, en el que soñamos y crecemos juntos.