Minibhú Contigo

Mitos y verdades sobre la alimentación complementaria

Alimentar a tu bebé en sus primeros meses es muy fácil porque no hay menú de donde escoger: o le das leche o le das leche. Pero a partir de los seis meses, es recomendable empezar a darle alimentos diferentes. Es ahí cuando aparecen cientos de recomendaciones que te pueden confundir sobre lo que debes o no darle a probar ¡Tranquila! Aquí te dejamos los mitos y verdades sobre la alimentación complementaria de tu bebé.

Antes de empezar, queremos decirte algo importante: que empiece a comer cosas diferentes a los seis meses es para complementar la alimentación que le da la leche materna ¡No para sustituirla! Lo más recomendable por los médicos es que si sigues produciendo leche no dejes de darle, esto lo ayudará a mantenerse más sano y fuerte. Recuerda que el proceso de desarrollo en cada bebé es diferente, siempre debes asesorarte y seguir las recomendaciones de tu pediatra.

Ahora, ¿mito o verdad? ¡Vamos a ver!

Los bebés duermen mejor si le das cereales por la noche

¡Mito! Los bebés se despiertan en la noche… porque son bebés. Los cereales no tienen nada que ver con la regulación del sueño, es cuestión de su maduración que va avanzando con la edad, a medida que crecen van aguantando más tiempo dormidos.

¡Licúa todo! Así el bebé no se atora

¡Mito! La comida de tu bebé no debe ser licuada, sino triturada con un tenedor. Cuando estés empezando dásela aplastada. A partir de los 7 u 8 meses le puedes empezar a dar la comida un poco más consistente, es decir, con grumos. Cuando alcance los 9 meses dale comida sancochada mitad picada y mitad aplastada. Cuando ya le empiecen a salir sus primeros dientecitos, puedes darle comida picada.

Si toda la comida se la das licuada, no se acostumbrarán y luego no querrán recibir alimentos sólidos.

No debes darle leche de vaca en sus primeros años de vida

¡Verdad! La leche materna no tiene comparación y la de vaca no es recomendada para sus primeros años de vida. Si tu leche no es suficiente o no puedes amamantarlo, consulta a tu pediatra para que te indique qué debes hacer y cuál es el mejor alimento para tu bebé.

Quizás te interese leer: Consejos para un destete respetuoso y con éxito

¿Se tiene que comer todo?

¡Mito! Si tu bebé voltea la cara cuando le acercas la cuchara, no lo obligues a comer más. A esto se le conoce como ‘señal de satisfacción o saciedad’. Es muy importante que respetes y detectes estas señales, también puede indicarte que está lleno cuando rechaza un alimento que ya conoce y que le gusta, o al distraerse y fijarse más en lo que pasa alrededor.

Échale un poquito de sal o azúcar a las papillas para que tenga sabor

¡Mito! Ninguno de estos dos alimentos es recomendable ni saludable para tu bebé antes del primer año. Al empezar la alimentación complementaria, él solo conoce el sabor de la leche, y no va a saber si tiene o no tiene sal. Sus sistemas aún son muy inmaduros, por lo que ponerle azúcar o sal a sus comidas puede afectar su sistema cardiovascular o renal.

No empieces a darle alimentos diferentes si aún no puede mantenerse sentado

¡Verdad! No necesariamente tienes que empezar a darle alimentos diferentes a los seis meses y un día, tu bebé deberá mostrar otros cambios para que sepas que está listo. También ten en cuenta otros cambios como que se interese por los alimentos y que ya sea capaz de llevar cosas a su boca, esto te da el punto de partida porque ya desarrolló su coordinación mano-boca.

Quizás te interese leer: Los grandes cambios de tu bebé al cumplir 6 meses

Esperamos haber resuelto todos los mitos y verdades que aún viven con nosotros cuando esta etapa empieza ¡No tengas miedo y sigue tu intuición! Recuerda siempre tener muy en cuenta todas las instrucciones de tu pediatra para ir introduciendo cada alimento en el momento adecuado.

Descubre cómo alimentar a tu bebé sanamente con nuestra Guía: recetas para cuando tu bebé empiece a comer. Descárgala aquí

Minibhú - Colección Better Together