Venimos de las vacaciones. Estábamos relajados, despertando un poco más tarde y sin tareas ni cuadernos.

Este es el momento en el que la organización nos ayudará a retomar la rutina y a tener días menos complicados y más fáciles, pero sabemos que a todos nos cuesta volver a nuestras actividades normales, por eso, recopilamos estos 4 consejos que te pueden funcionar:

  1. Volver a levantarnos temprano se irá modificando progresivamente: Convertir la hora de dormir en un ritual te ayudará a crear hábitos saludables.Una fórmula que te puede funcionar es tener pijamas divertidas y lindas que tu hijo va a disfrutar usar. Te dejamos unas opciones:
  1. Deberes y tareas con horarios fijos: Además de empezar a incluir a tus hijos en las actividades de la casa con responsabilidades según su edad, esto les ayudará a encontrar equilibrio para ser más felices pues se sentirán involucrados y parte de su entorno.
  2. Súmalos a los preparativos de la semana como ir a comprar las onces, hacer la maleta para el siguiente día, alistar la ropa que usará, es su momento de escoger lo que más le gusta para que al día siguiente sienta la motivación de levantarse.No olvides las chaquetas para estos días fríos:
  1. Establece un tiempo familiar. Puede ser a la hora de la comida o antes de dormir para contarse lo que aprendieron en el día, qué fue lo más divertido, lo que hay que mejorar o solo para conversar. Escucharlos con atención les hará saber que todo lo que dicen es importante para ti.

Blog Minibhu