Los niños entre 2 y 3 años de edad pueden mojar la cama en repetidas ocasiones y esto no debe ser un motivo de preocupación. Sin embargo, en esta etapa los papás deben ser muy pacientes y fomentar más disciplina mientras se les reafirma el mensaje de dejar el pañal. Seguramente de esta manera, este tipo de “accidentes”  se reducirán con el tiempo..    

Mientras estos eventos van desapareciendo, se recomienda un acompañamiento para los niños, donde los ayuden y por supuesto no los regañen. 

Un consejo muy importante es que los papás acompañen al baño a los niños con frecuencia durante el día, para que se acostumbren a ir cuando sientan necesidad. 

En el momento donde se presente un nuevo caso de mojar la cama, se recomienda no regañar al niño, pero si involucrarlo en el proceso de limpieza. Por ejemplo, decirle que lleve los tendidos sucios a la lavadora y traer sábanas limpias. Así, el niño probablemente no se sienta bien y empiece a ver ese accidente como algo desagradable. 

Te puede interesar: Mamás agotadas y el síndrome de Burnout.

¿Si mi hijo ya sabe ir al baño solo, por qué sigue mojando la cama?

Si tu hijo ya es consciente de ir al baño solo y aún moja la cama en algunas ocasiones, es bueno considerar lo siguiente: 

  • Hablar con ellos: Tu hijo puede tener algún estrés, preocupación o desgaste emocional. La mejor solución para esto es que hables con tu hijo, escucharlo y ayudarle a superar sus emociones. 
  • Sueños emocionales: Algunos niños sueñan cosas mientras procesan sus emociones y sentimientos. Es bueno que hables con tu hijo y que no minimices lo que te expresen. 

Los accidentes esporádicos que se puedan presentar no son síntomas de alarma. 

Te presentamos algunos tips para que tu hijo evite mojar la cama: 

  • Nadie tiene la culpa de esos accidentes. 
  • No quedarse en el suceso. El niño poco a poco entenderá que lo que hizo está mal.
  • Protege su cama. En la fase de aprendizaje pon un plástico debajo de los tendidos para proteger el colchón.
  • No te burles, ni permitas que algún miembro de la familia lo haga.
  • Ten rutinas de ir al baño antes de dormir. 
  • Mantén una buena actitud frente al proceso de aprendizaje. De esta manera el niño se sentirá más tranquilo y tomará más conciencia. 

Sigue leyendo en nuestro Mundo Minibhú: ¿Cómo hacer home office mientras cuido a mis hijos?, 5 tips para motivar a los niños a estudiar en casa.


Blog Minibhu