Minibhú Contigo

3, 2, 1…¡Adiós al pañal!

Sabemos que en cada etapa que atraviesa tu hijo te llenas de ilusión y ansiedad: su primera palabra, cuando empezó a gatear, sus primeros pasos…y una de las preguntas que suelen hacerse los padres es ¿cuándo será el momento ideal para mi hijo le diga adiós al pañal?

Este es un paso que da miedo y genera muchas dudas e incertidumbre, pero una vez completado el gran reto, tu corazón se llenará de orgullo y de felicidad. No hay una edad exacta en la que un niño deba dejar el pañal, porque cada uno va a su propio ritmo. Sin embargo, alrededor de los dos años, alcanzan cierta madurez neurológica donde es posible iniciar el control de esfínteres.

Entonces ¿Cómo darme cuenta que mi hijo está listo para dejar el pañal? Aquí, es cuando tu instinto toma protagonismo, déjate guiar por tu intuición y será el camino correcto. Una de las reglas de oro es nunca presionar. Confía en él, ten paciencia, muestrale tu amor incondicional y sobre todo… ¡No retrocedas!

Sabemos que aún tienes algunas dudas sobre esta etapa, por eso queremos compartirte 5 consejos que te ayudarán a vivir este proceso de una manera inolvidable.

1. Reconoce las señales

Observa a tu hijo en su comportamiento diario. Esto te dará alguna idea de si está listo para dejar el pañal. Hay señales que son muy fáciles de identificar como el mantenerse seco por períodos de tres o cuatro horas, la cantidad de orina que hace, la hora en la que hace popó (por lo general siempre es la misma), si es capaz de subirse y bajarse los pantalones por sí solo o si le genera una gran molestia tener el pañal sucio.

2. Compra todo lo necesario

Muchos niños se sienten nerviosos al enfrentarse al inodoro grande, para mitigar este sentimiento puedes comprar una mica o bacinilla para que se sienta más cómodo. Permítele que lo decore, esto le generará una mayor confianza. Una vez si sienta cómodo en la mica y entienda que es un espacio seguro, puedes comprarle un asiento que se adapte al sanitario.

Para iniciar este proceso te recomendamos comprar pull ups (calzoncitos entrenadores) son perfectos para este nueva etapa. Además, tu hijo ganará autonomía y seguridad porque será capaz de subírselos y bajárselos solito.

3. Ve paso a paso

Que tu hijo controle totalmente sus esfínteres y aprenda a reconocer las ganas de ir al baño, no es un proceso de un solo día, puede tomar varias semanas. Así que empieza con la retirada del pañal solo unas horas de día y en casa. Luego sal con él sin pañal, y siempre ve preparada y lleva varias mudas.

A medida que vaya avanzando se irán disminuyendo los accidentes. Cuando se haya triunfado y ya no necesite más el pañal de día, empieza a trabajar de noche.

4. Empecemos con el entrenamiento nocturno

Una vez se haya completado el proceso diurno, empieza a quitarle el pañal de noche. Lo primero que debes hacer es forrar el colchón para evitar que se dañe, existen protectores especiales para esto.

Para ayudarle a mantenerse seco durante la noche, evita que tome muchos líquidos antes de irse a dormir y déjale su orinal al lado de la cama por si quiere usarlo.

Es muy importante que le hables acerca de este proceso y creas en él cada día más conciencia. Sin embargo, si ocurren accidentes de noche, no lo alarmes, explícale que es natural y que pronto dejará de pasar.

El proceso para que controlen sus necesidades durante la noche suele ser más largo. Sus conexiones neuronales aún no son capaces de despertarlo siempre que necesite ir al baño y es completamente normal que pase un buen tiempo hasta que lo logre.

5. Explícale y muéstrale cómo se hace

Enseñarle a usar el inodoro mostrándole para qué sirve y cómo se utiliza. Explícale detalladamente lo que estás haciendo y muéstrale la rutina hasta llegar a lavarse las manos. La higiene en este proceso es muy importante, y con tu buen ejemplo, tu hijo entenderá como debe hacer cada cosa.

Es muy importante que les privacidad, puedes esperar afuera del baño mientras él lo utiliza y entras cuando haya terminado y lo puedas limpiar.

Esta es una etapa que te hará sentir inmensamente orgullosa. Además, irás viendo cómo tu hijo se va convirtiendo en una personita muy independiente día tras día. Te aconsejamos que cuando ya hayan triunfado, una manera de felicitarlo y motivarlo es comprándole ropa interior del personaje que más le guste, siempre haciéndole saber lo feliz que estás de que lo hayan logrado.

Te recomendamos a seguir nuestro blog y a leer nuestros últimos post: Primer día en el jardín infantil: Un reto para toda la familia y Mito o verdad ¿Los futuros papás sufren síntomas del embarazo?

Minibhú - Colección Better Together